¡BASTA YA!

Bajo esta consigna se han manifestado numerosos e importantes empresarios de Barcelona para exigir más contundencia policial en las manifestaciones que les generan pérdidas. Se permiten otro lujo: dar lecciones de paz sin mencionar su violenta explotación, omitiendo la guerra de clases que ganan por la fuerza y que hace que casi uno de cada dos jóvenes estén en paro con el Estado español a la cabeza del paro europeo con diferencia. Lo único que preocupa a estos parásitos es que quiten un ojo a sus escaparates, ah no, que eso lo hacen los disparos de su brazo armado al que piden aún más brutalidad. Al tener el poder pueden pedir esa violencia, nosotros somos condenados por enaltecer la autodefensa.

Pintan como una tragedia las pérdidas por disturbios y expropiaciones que son una ínfima parte de lo que ellos roban con la plusvalía y con el saqueo de su Estado vía impuestos que se invierten en todo menos en lo necesario. No cabe más cinismo cuando hablan del gasto en contenedores quemados como si ese dinero fuera a ser invertido en la sanidad que tienen destrozada impidiendo salvar miles de vidas o en otras necesidades básicas. Qué curioso que no lamenten los millones de euros que cuesta la monarquía y otros mantenidos a cuerpo de rey. En ese sentido cabe reconocer su coherencia: defienden con firmeza a su clase, sus intereses. Si eso sucediera más en la nuestra, no estaríamos tan mal.

Su terrorismo patronal cada año empuja a la muerte a miles de trabajadores, unos cientos por falta de seguridad y muchos más por accidentes derivados de las nefastas condiciones laborales. Pero eso ni para ellos ni sus medios mercenarios es violencia. Ayudados por sindicatos vendidos y todo tipo de partidos títeres (los que más daño hacen son los disfrazados de izquierdas) pretenden que se pare el mundo por la miseria que han perdido en proporción a sus insultantes ganancias. Encima pretenden que nos den pena como si ellos la sintieran ante el colosal dolor que impone este sistema. Ante una situación tan insoportable deberían agradecer que esto sólo sea un ligero aperitivo ante la que se avecina condenando a tanta desesperación.

Por si fuera poco lo que hacen, para colmo dicen ser ellos quienes no aguantan más porque están demasiado acostumbrados a la calma que niegan, como si fueran oprimidos y no opresores, víctimas y no verdugos. Basta ya dicen los hipócritas. No, basta ya debemos decir nosotros y plantar cara de una vez defendiendo nuestra dignidad pisoteada por ellos.

07/03/2021

Un comentario en “¡BASTA YA!

  1. Toda la razón Pablo, nada peor que los fascistas arropados de “progres” como Pablo Iglesias; los autollamados periodistas que son operadores de los grupos económicos dueños de los medios de manipulación y otras mierdas de opinólogos que pululan por estos.
    Bueno Pablo, yo soy argentino y vivo en Argentina aunque desearía poder estar manifestándome por tu libertad. Estoy contigo hasta la victoria siempre.
    Fuerza y un gran abrazo
    Andrés

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: